Sonámbulo

Descubrir que se sigue existiendo
a las tres de la madrugada
no era parte de mi normalidad
Acepto que estoy tres órbitas más allá
porque ando respirando palidez
mientras pinto sus dedos de la misma saliva
que se mezclaba con escarcha de piel

Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: