Versos

Pliegues

En el encuentro con las luces húmedas
de la gramática que ladra y corta
el sueño
es el aire de un ventilador cansado

y la felicidad
matar al insecto que revolotea

Así se traspapelan los himnos
de adentro hacia adentro
porque todos juntos no hacen un grito

Porque los silogismos se están oxidando
con piedras que empujan el viento

Pero cuando la fuerza no dé pie
y el sudor sea devuelto en ira
rodillas que adornan la miseria humana
con miradas manchadas de espera
por primera vez,
volveremos a pintar las calles.

Deja un comentario