Versos

Catorce

Cuando supe de ti
pensé en lo absurdo que es escribir

en lo egoísta que somos
cuando estamos llorando

Tus manos nunca fueron iguales a las mías
Tuviste espinas del veneno de los montes
y la mugre inocente de asear lo fértil
¿quién pudiera?

Miro lo vacía que va la humanidad
buscando épicas vivencias para enamorarse
vicio moderno nostalgeando tragedias
con tanta vida sin pronunciar
¿Qué hacemos?

Pudiéramos aceptar que llegamos al inicio
creyendo que el atrás es más pequeño
que la carne es solo materia
¡Baja mentira!
porque no es nuestra.

(Quítame las palabras de más.
Borra esto)

2 comentarios en «Catorce»
  1. Anónimo dice:

    Toda la belleza cupo en un solo poema.

Deja un comentario