Columna

A quien pueda interesar

Quiero agradecer a todas las personas que me valoran, respetan y quieren; a los que simplemente han leído solo un texto mío, y a los que no.

Durante dos años, La Trinchera (LT) ha sido tarea de 24×7, sin feriados, sin domingos, sin vacaciones, sin día libre. No me arrepiento, y estoy orgulloso de los pocos logros alcanzados con el proyecto. Pero he decidido tomarme un tiempo fuera de LT.

La carga de responsabilidad, sin descanso, ha hecho que aspectos de mi vida personal hayan perdido espacio, además de la zozobra que implica vivir pendiente de un blog. 

Necesito un tiempo para mí y concluir muchas cosas pendientes. De ahora en adelante, solo escribiré textos en mi pequeño blog personal, y en LT, algunos de los temas de investigación que me son cercanos. Quedaré fuera de los debates políticos ( en lo que se entiende general y popularmente por ese término en Cuba). También intentaré darle continuidad a mi podcast El Solar.

Aunque LT es un blog que hasta ahora ha dependido de mí, en realidad es algo colectivo, donde confluyen las voces de muchos. Es por eso que esperé a tener alguna solución para no dejar este bote a la deriva. Así que queda al frente, como máximo responsable, Ernesto Gutiérrez Leyva, un nombre que ya se puede leer en LT. Ernesto se ocupará de todo, siendo el nuevo timón, aunque estaré ayudando hasta que él aprenda todos los laberintos digitales de llevar un blog.

Me gustaría pedir a amigos, conocidos, y hasta enemigos, evitar comentarios inciertos, tales como las conspiraciones políticas (a ambos extremos); en estas líneas, ya expuse mis razones.

Agradezco a quienes han confiado en mí hasta ahora, y pido perdón a quien decepcioné. Siempre se puede contar conmigo para una opinión.

Deja un comentario